¿Qué te motiva hacer el Camino?

Leonidas Guijarro/ octubre 19, 2017/ ANTES DEL CAMINO

Si en algo puedo insistir es el que tengas claro el ¿Por qué haces el Camino de Santiago? Sin tener eso es imposible saber ¿Qué te motiva hacer el Camino?, no hay nada más aburrido que hacer algo sin motivación.

A veces es válido decir que no sabes el ¿Por qué?, pero te provoca. Las motivaciones van a salir de esa respuesta, no estoy hablando tonterías… eso lo viví yo, y mira donde estoy, escribiendo para que tú vivas esa experiencia.

Hacer el camino se ha puesto “de moda”, mucha gente lo hace con ese propósito, para decir simplemente que lo hicieron, al principio me contrariaba un poco o mejor dicho bastante (mi correctora me quitó la palabra “rabia” …además es mi terapeuta, pero me dio mucha rabia, tengo que decirlo así, aunque a ella no le agrade), ver que a una persona por caminar tan solo 100 km., recibiera la misma Compostela (Certificado de hacer el Camino de Santiago) que otro (yo) habiendo caminado más de 800 km. Pero eso cambió radicalmente en el camino.  Ese papelito pasó a un segundo plano, por una sencilla razón, la motivación inicial había cambiado, estaba en otro plano. Por eso es que te digo con propiedad que, no importa cuál sea tu ¿Por qué?  Si lo tienes claro, trabaja en lo que te motiva.

Siempre he disfrutado mucho de la naturaleza, y allá se transformó en un verdadero deleite, el conocer gente tan diversa, y tal vez pueda parecerte tonto, pero después de mi primer cielo estrellado, me levantaba cuando el cielo estaba despejado y lo disfrutaba en la madrugada, por otro lado, la cerveza fría al llegar a un destino, me hacía ir como un conejo detrás de la zanahoria.

Debo probarlo para explicarlo

Tenía un especial cuidado con mis pies, evité ampollas por más de 3.500 kilómetros, hasta que un día entendí que necesitaba saber qué era tener ampollas y salieron dos de las mejores, tuve que aprender a sobre llevarlas, para poder escribir de ellas y hablar con propiedad acerca del tema, ya que la decisión de este proyecto estaba tomada.

Así como he vivido el poder que tiene la motivación,  me di cuenta que en el camino sobran las persona que no tienen la menor idea de porque están allí, “esos” que se convierten en un peso para sus compañeros,  que están en otra frecuencia diferente a la del peregrino, y para rematar, cometieron el error de hacer la ruta larga…y como en la vida, en el camino hay de todo, si te identificas conmigo,  mi consejo es sencillo, toma una ruta de 100 km,  tendrás muchas fotos para mostrar, un montón de recuerdos y anécdotas qué contar.

Cada camino me enseña diferentes motivos para continuar, cada correo o mensaje pidiendo apoyo para el camino me motivó y me sigue motivando a hacer esto que hoy está materializado y puedes acceder en www.elcaminoparalatinos.com  Si me hubiese quedado en ese pensamiento de “yo quiero hacer el camino algún día” … me hubiese perdido de vivencias y experiencias increíbles, que han hecho de mí un ser muy distinto.

Si sabes qué te motiva, no lo pienses más y ven al camino. Aquí nunca caminarás solo.

 

 

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*