Hablemos de La Credencial del Peregrino

Leonidas Guijarro/ noviembre 12, 2017/ ANTES DEL CAMINO

La Credencial o acreditación del Peregrino es el documento entregado a los peregrinos en la Edad Media como salvoconducto.

Hoy en día existe un modelo oficial de la Credencial del peregrino, distribuida y aceptada por la Oficina de Peregrinaciones de la Diócesis de Santiago. Se puede conseguir solicitándola personalmente en la Oficina de Acogida al Peregrino o en otras instituciones autorizadas por la Catedral de Santiago para su distribución, tales como parroquias, Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, albergues de peregrino, cofradías, etc.

En España y fuera de España, algunas asociaciones relacionadas con la peregrinación han sido autorizadas a distribuir sus propias credenciales con una referencia a la meta de la peregrinación en la Catedral de Santiago. De todas formas, las credenciales oficiales se pueden adquirir tanto en España como en el extranjero, y para recibir información acerca de los lugares de distribución de credenciales en su país, región o ciudad, por favor ver los links al final de esta sección.


La Credencial del Peregrino
Consideraciones necesarias

La Credencial del Peregrino

Esta credencial es sólo para los peregrinos a pie, bicicleta o a caballo, que desean hacer la peregrinación con sentido cristiano, aunque sólo sea en actitud de búsqueda. La credencial tiene el objetivo de identificar al peregrino; por eso la institución que le presenta deberá ser una parroquia, cofradía, diócesis, asociación de Amigos del Camino de Santiago, o cualquier institución cristiana relacionada con la peregrinación. La credencial no genera derechos al peregrino.

La credencial del peregrino sólo puede expedirla la Iglesia a través de sus instituciones (Obispado, Parroquia, Cofradía, etc. o, en todo caso, a través de instituciones que estén autorizadas por la Iglesia). Sólo así podrá concederse la “Compostela” en la S. A. M. I. Catedral de Santiago (Jornadas sobre el Año Santo: noviembre 1993).


Finalidades de la Credencial del Peregrino

Tiene dos finalidades prácticas: 1) el acceso a los albergues que ofrece la hospitalidad cristiana del camino, 2) servir como certificación de paso para solicitar la “Compostela” en la Catedral de Santiago, que es la certificación de haber realizado la peregrinación.


La Compostela

La “Compostela” se concede sólo a quien hace la peregrinación con sentido cristiano: devotionis affectu, voti vel pietatis causa (motivada por la devoción, el voto o la piedad) Y además se concede sólo a quien hace la peregrinación hasta la llegar a la Tumba del Apóstol, realizando íntegramente, al menos los 100 últimos kilómetros a pie o a caballo, los últimos 200 Km en bicicleta o 100 millas náuticas y últimos Km a pie.


Los Albergues

Los albergues que carecen de subvenciones deberían mantenerse, dentro de su austeridad, con la colaboración de los peregrinos (limpieza, cuidado de las instalaciones, facilitar el descanso, ayuda económica…).

A los grupos organizados con coche de apoyo o en bicicleta, se ruega que busquen cobijo alternativo distinto de los refugios de peregrinos.

El portador de la presente credencial, acepta estas condiciones.

El resto de las páginas de la credencial contiene casillas para ir sellando a lo largo de la ruta de peregrinación. Los sellos se consiguen normalmente en los lugares donde duermen los peregrinos, como los albergues, pero también se pueden obtener en parroquias, monasterios, catedrales, hostales, ayuntamientos y otros lugares.


Dónde obtener la Credencial del Peregrino

Este texto es tomado de la página oficial de la oficina de acogida del peregrino www.oficinadelperegrino.com de esta manera te llevo la información oficial de la fuente que lo regula.

 

 

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*