¿Qué hago con el resto de mi armario?

Leonidas Guijarro/ septiembre 18, 2018/ DURANTE EL CAMINO

Hace un año escribí “Mi Mochila Un real aprendizaje del Camino de Santiago” en el deje una pregunta sin responder ¿Qué hago con el resto de mi armario?

Este artículo esta vez esta en la sección de contenido “Durante el Camino” ya leerás ¿Por qué?

Camino_frances_200k_014_Camino Para LatinosSignificados del Camino de Santiago conseguirás miles, cada Peregrino lo ve de manera diferente. Lo que si me llama mucho la atención es la reflexión de la mochila. Allí coincido con muchos en algo “Lo poco que realmente necesito para poder vivir” en mi caso en una capacidad de 40 litros llevo lo suficiente para un mes.

Lo interesante es ver como muchos colocan cosas por fuera o lo llevan en las manos, el sobrepeso y allí va esa reflexión interesante: quitarte todo lo que no necesitas, te quita movilidad o no te da libertad.

La mayoría regala las cosas al que las necesita. Se genera una cadena de generosidad que me atrevería a decir que es lo que mantiene al Camino vivo. Es increíble ver como tantas nacionalidades, culturas y religiones están allí. Sin guerras, ni fronteras, menos hambre. Entonces si se puede. Y eso no es de temporada, las peregrinaciones datan del siglo IX.

 

Quitar lo que sobra.

Quitarnos lo que nos sobra, lo no indispensable. Compartir con el de al lado y de esa manera estar en ese lugar que imaginamos y no sabemos lo cerca que esta de cada uno solo con hacer pequeños cambios en ese ARMARIO que todos tenemos.

Juan Pablo II en su visita a Compostela en 1982 dijo unas palabras dirigidas a Europa y que en mi caso las tome personales cuando investigaba para el Camino:

 

“Yo, Sucesor de Pedro en la Sede de Roma, Pastor de la Iglesia universal, desde Santiago te lanzo, vieja Europa, un grito lleno de amor: Vuelve a encontrarte. Sé tú misma. Descubre tus orígenes. Aviva tus raíces. Revive aquellos valores auténticos que hicieron gloriosa tu historia y benéfica tu presencia en los demás continentes “

 

Te invito a ser parte de esta magia, que vivas todo lo que el Camino de Santiago puede hacer por ti, por ese armario que tienes y quizás requiera aligerar.

Anímate… Nos vemos en Compostela.

 

 

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*