¿Soy un espermatozoide o un peregrino?

Leonidas Guijarro/ julio 11, 2018/ DURANTE EL CAMINO

Cuando escribo comienzo a poner ideas, luego las uno y  salen los artículos. Este título me llamo la atención ¿Soy un espermatozoide o un peregrino? Creo que esta muy acertado a lo que quiero exponer.

Vengo de un país en el cual debes madrugar, correr y pelear para que con suerte puedas conseguir algo de comida o de aseo. Quizás tu estés agobiado de la rutina, de repente de los estudios, una pareja… lo que sea. Me pueden explicar ¿Por qué demonios deben ir a la carrera en el Camino?


Respeto

Tu decidiste estar en un albergue, todo debe ser pensado para el grupo con el cual convives, respetar su descanso es importante. Por eso los albergues públicos tienen horarios de cierre. No hacer ruido es clave, eso de levantarse a las 4:30 a.m. prender la luz y ponerse a preparar la mochila puede cabrear a más de uno.

Deja todo listo la noche anterior si vas a salir temprano. Evita generar ruido


Tomársela con calma

No entiendo cuando he compartido con personas que salen antes que yo y llegan un par de horas después. Toma con calma el caminar, no te amarres a una etapa larga, planifica bien, si vas justo dejaras por fuera muchas cosas. Por eso decidiste caminar, de lo contrario hazlo en coche.

Cuando termines de seguro te arrepentirás de lo que no viste por ir apurado.



El mito de las camas en los albergues

Ir a la carrera es otro de esos prejuicios que no nos atrevemos a dejar cuando estamos en el Camino. Si me vienes con el cuento de los albergues y camas voy a refutarlo muchas veces, nunca me he quedado sin cama. Puede que no sea en el albergue que me gustaría, pero nunca sin cama.

Si no quieres tener problemas de cama, reserva en un privado y descansa más.


Camino_PORTUGUES_Central_Camino_Para_Latinos_016


El Camino no se mueve

Quizás no lo asimilas, pero el Camino es la vía de comunicación mas longeva de Europa, tiene desde el siglo IX recibiendo peregrinos, por eso tantas rutas diferentes. El esta allí esperando por ti. No te dan una Compostela de Platino por hacerlo mas rápido o en menos días.

Elige y vive la ruta que mas te cautive, total a diferencia de nuestros ancestros peregrinos, nosotros no nos devolvemos caminando a casa.


Deja que el Camino te hable

Tuve una dura experiencia que se convirtió en mi mejor aprendizaje en mi primer Camino. Compartir con una persona invidente que probaba una aplicación para que los ciegos pudiesen hacer el Camino. No es un cuento, ni una película. Lo viví en carne propia. Ese amigo alemán sonreía y tomaba fotos con su compañero. 

Viéndolo a el aprendí a valorar el calor del sol, los olores, los sabores. Y algo les puedo asegurar, escribo este articulo con 14 caminos, considero que todavía estoy en la fase preparatoria. No dejo de aprender y estoy claro que todavía tengo mucho que ajustar en mi.

El camino siempre tiene algo para ti, deja que te hable. Conéctate a su magia.


Caminando

Caminar fue tu decisión, por experiencia propia y ajena se que por más que te lo digan vas a querer seguir de prisa. Vivimos a la carrera.

Ahora pregúntate. ¿Quieres volver rápido a lo que te agobia?

Si tu respuesta es NO… dale con calma y des-pa-ci-to.





Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*