¿Cómo evitar lesiones durante el Camino de Santiago?

Leonidas Guijarro/ julio 15, 2018/ DURANTE EL CAMINO

¿Cómo evitar lesiones durante el Camino de Santiago? es más sencillo de lo que podemos imaginar. Voy a enumerar tres acciones puntuales las cuales son tomadas de experiencias propias y ajenas de esas charlas en los albergues:

 

Como evitar lesiones durante el Camino de Santiago


Debes descansar durante la ruta 

La emoción inicial del Camino nos lleva a querer comenzar de inmediato, por favor no se engañen, debemos evitar lesiones durante el Camino de Santiago.  En el tren, coche, bus o avión. No se descansa. Es muy normal encontrar consecuencias de eso al tercer día de camino, en el cual en condiciones de descanso previo ya nos comenzamos a adecuar a la rutina, importante ponerle adjetivo, rutina extrema.

Ese descanso no es solo previo a la ruta, durante es importantísimo. Llegar a destino y decirle al cuerpo ya terminamos. Eso es vital. Mi recomendación es no olvidar la rutina de albergue, cama, ducha, lavado ropa, estirar, comer y luego descansar es lo mejor que le puede regalar a esta nueva rutina. Le dará mucha comodidad ya sea una ruta corta o larga.

En mi caso en rutas largas por cada 10 días descanso 1, es decir una noche adicional. Créanme que ese día me permitía disfrutar placenteramente de los 10 restantes. Lo otro que también hago es acortar etapas si no quiero parar un día, una etapa de 24 km la hago en dos partes, la clave es descansar.

Como evitar lesiones durante el Camino de Santiago
No debes alterar tu ritmo al caminar, debes mantenerlo.

Tu cuerpo tiene un ritmo para caminar, es donde va cómodo. En mi caso yo arranco despacio y luego de una hora mi cuerpo ya se ubica en lo que yo llamo su punto optimo. Por eso me gusta caminar solo al principio de cada día. Aquí vengo con la razón principal de lesiones, quieres ir a un ritmo diferente. Más lento o más rápido, allí es dónde sacas a los músculos de su ritmo y aparecen los dolores.

Yo eso del ritmo no lo entendía, hasta que vinieron los dolores, luego fui buscando la rutina que me gustaba. Ya hoy es raro que sienta un dolor. En una semana voy a caminar unos 350km ya desde hoy cargo el calzado que voy a llevar, caminare a lo mínimo unos 15 km diarios. Ya sé que con eso en mi caso funciona.

Mis peores dolores se dieron cuando por no quedar mal caminaba para que otros no me dejaran atrás, al final me tocaba parar. Es parte del aprendizaje, no forzar.

camino-de-Santiago-para-latinos

“Cuando les hablo de escuchar al cuerpo, es porque he vivido en carne propia que significa no hacerlo”

Escucha a tu cuerpo para  evitar lesiones

Antes te escribí de descanso y ritmo, esto tiene un conector que es aprender a escuchar al cuerpo, no hacerlo es fatal.

En mi caso cuando paso más de 10k caminando y no he parado la planta de los pies se sobre-calienta, es como si me dijera… “para y descansa”.  No soy de dormir de día, pero al llegar al albergue el cuerpo después de comer me pide ese descanso. Mis piernas y pies lo agradecen, re relajan.

No importa como duerma en la noche y la intensidad de los ronquidos. Esa hora repone mucho. También aprendi a escuchar a mi espalda, yo soy de los que se  ajusta la mochila a la espalda como si fuese una concha de tortuga, cuando de repente siento algún dolor suele ser porque debo ajustar la mochila, con el caminar se va desajustando. Como eso todos tenemos historias, lo importante es aprender a escuchar.

 

Todos los cuerpos son diferentes, pero eso de que “al cuerpo hay que darle lo que pida”  le queda muy bien al Camino de Santiago. Quiérete, escucha y disfruta de la magia del buen camino.

Razones de ¿Cómo evitar lesiones durante el Camino de Santiago? las pueden ampliar leyendo la guía de: ¿Cómo hacer el Camino de Santiago en 5 pasos?

Descárgate guia 5 pasos

Si no lo tienes, descárgatela a un click

 

 

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*