Mi hija quiere hacer el Camino de Santiago

Leonidas Guijarro/ abril 1, 2019/ ANTES DEL CAMINO

Tengo que hablar contigo… “Mi hija quiere hacer el Camino de Santiago”

“Mi hija quiere hacer el Camino de Santiago” Asi comenzó una de esas historias de experiencias propias y ajenas de planificación para Peregrinar a Compostela.

 

El Camino de Santiago es seguro para tu hija

Esta es la pregunta que todos nos hacemos, yo me la hice. Seré muy honesto, hasta el dia de hoy no he tenido inconvenientes, pero no por esto debemos dejar de tomar previsiones. Mantenerse en la ruta marcada, llevar un móvil con linea, saber el nombre del siguiente pueblo y de la etapa final es suficiente.

Vinimos a un viaje a nuestro interior, a una aventura, esto no es una experiencia de turismo donde todo está pautado, aqui todo esta por vivirse.

camino-de-Santiago-para-latinos


Puedo ir sola al Camino de Santiago

A esta vida llegamos solos, morimos solos… creo que entre el inicio y el fin, podemos caminar solos también. “Mi hija quiere hacer el Camino de Santiago” déjala… si tiene la curiosidad del Camino es  suficiente. No estará sola. Muchas son las personas que todos los días caminan rumbo a Compostela. En el 2018 fueron más mujeres que hombres las que llegaron.

Te recomiendo leer del BLOG del peregrino.

El camino de Santiago en solitario o acompañado



¿Qué pasaría si fuese tu hija la que quiere hacer el Camino?

Ahora entiendo por dónde venia esto, pero debo hacerlo facil si “Mi hija quiere hacer el Camino de Santiago”. Esto sería lo que le dejaría por escrito:

  • Todos los hombres son malos menos tu padre. (Sonríe, te comenté que la lista es para mi hija).

  • La ruta está marcada con flechas amarillas, conchas y mojones, no inventes, ve por ella.

  • No te de miedo preguntar, allí todos en los pueblos hablan español y tu dominas el inglés, así que colabora.

  • Saluda a todo el mundo, no te pongas odiosa, nunca sabes cuándo necesitas una ayuda, siempre una sonrisa y para todo di “Buen Camino”

  • No tengas miedo de caminar sola, pero procura tener alguien cerca en tu visual.
  • No camines de noche, procura salir al amanecer. Puede que esté algo oscuro, no salgas sola del albergue y usa la linterna de cabeza que te regalé en navidad.

  • Cada vez que te pares haz lo que te enseñé, revisa que todo esté contigo, repite siempre: mochila, riñonera, bastones, sombrero… el móvil no te digo nada porque ese nunca lo sueltas.

  • Te compré esa batería auxiliar para que no dejes el teléfono sin carga y por descuido lo pierdas enchufado en cualquier sitio… si lo pierdes no sales por un mes y tardaré en comprarte otro.

  • Los hombres no son buena compañía, procura conseguir monjas o señoras mayores (vuelve a sonreír).

  • Si pasan más de 5 minutos y no ves una flecha ni gente adelante… Devuélvete.

  • No tomes agua de fuentes que no te digan que el agua es potable, siempre carga agua contigo.

  • El silbato que te dejo en la mochila es para que en caso de emergencia lo uses. También sirve para espantar animales porque el sonido es agudo.

  • Siempre ten tu móvil con batería, cualquier problema llama al número de emergencias de España al 112 antes que a mí, ellos llegan primero. Eso sí, después que me llamen a mí.

  • No dejes objetos de valor en la mochila, para eso tu mamá te dejó esta riñonera.

  • No te quedes sin efectivo, saca del cajero cuando veas que te acercas a la reserva de 100 euros.

  • Prepara tu mochila todas las noches y verifica que tienes todo. A tú mamá siempre se le queda algo por olvido en los albergues…no te despistes.

  • Esos bastones que no te gustan son geniales para espantar a los animales haciendo ruido contra el piso. También como tendedero de ropa… yo dejé unos en un bar, ten cuidado de no perderlo.

  • Por cierto, tu pasaporte, la credencial y tus cosas de valor colócalos en la bolsa de cierre hermético dentro de la mochila, no en el cierre de la parte superior, se pueden caer en un descuido, así perdí mi credencial una vez.

Si me recuerdo de algo más te escribo. Cuídate mucho y recuerda enviarme las fotos con las señoras mayores y las monjitas. Ahhhhh y si se te acerca un chico dale fuerte con el bastón (ahora me río yo, jajaja).



Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*