Ser o no ser. “Hablemos del menú del peregrino”

Ser o no ser. “Hablemos del menú del peregrino”

Aquí vengo a ganarme algunos detractores de mi proyecto. Hablemos del menú del peregrino”, un tema que tenia pendiente desarrollar.

 

“Ser o no ser”. Definitivamente en la mayoría de los casos “No”. Comencemos explicando que es lo que se conoce como el“Menú del Peregrino” es realmente una comida de dos platos con bebida y postre. En teoría se le coloca el adjetivo de Peregrino porque debería ser más económico. Pero eso difiere de la realidad. Es el popular “Menú del día” disfrazado.

Utilizo la palabra “Disfrazado” porque lo ponen, así como medio de marketing, pero si fuese exclusivo para peregrinos, seria necesario demostrarlo para tener acceso a el. Como pasa en los albergues. Y se ve una notoria diferencia de precio entre 30 y 40% entre un albergue de peregrinos público y uno privado.


El Precio
El precio de un “Menú del Peregrino” en el camino oscila entre 9 y 12 euros promedio, un poco mas en algunos casos difícilmente menos. Yo en Madrid, en el centro, a metros del Palacio Real como por 8 euros un menú con media botella de vino de la casa. Así que esto es como develar un truco de magia… y me atrevo a decir que un local que coloca un aviso de “Menú del Peregrino” esta colocando una trampa a ver cuantos caen.


Calidad

Aquí si podemos decir que es la variable mas grande, como es una trampa cada quien coloca el cebo que mejor le guste. He visto platos espectaculares y divinos en menú del peregrino, otros que definitivamente dan lástima.


Platos Combinados
Para algunos seré un loco molesto que esta en contra del “Menú del Peregrino” , pues si. Estoy en contra, no me gusta el engaño. Pero aquí les tengo una solución a mis amigos lectores Latinos, los españoles lo conocen.

Los platos combinados son la solución, es un solo plato normalmente de proporciones exageradas. Una proteína, un carbohidrato, ensalada y normalmente una bebida incluida. Es una buena opción.


Bocata Peregrina
Ahora un segundo mejor secreto es el que llamo la “Bocata peregrina”, es la que me gusta siempre llevar en mi mochila.

Compro una barra de pan, queso, algún fiambre, tomate y si consigo, un aguacate. Y si es de esas sobras de las compras del día anterior sabe mejor.

Este bocata la puedes comprar y normalmente es dos veces tu estomago, pero me gusta hacerla al pararme a descansar, normalmente en un viñedo, un castaño o una sombra. Ese #PlacerPeregrino es para vivirlo y sobre todo compartirlo.

Wikipedia nos ayuda: “Un bocadillo o bocata en España, torta en México y bala fría o pan con… en Venezuela, es un trozo de pan o un panecillo —un bollo— en cuyo centro se ha colocado algún tipo de alimento o una combinación de ellos.”

 

Te hablé fuerte del “Menú del Peregrino”, les di un par de consejos muy útiles para cuando se lanzan a la magia del Camino. El plato combinado y el bocata. Pero no puedo cerrar este articulo sin dar un voto positivo a los lugares que en su menú del día por ser Peregrino si hacen una rebaja a su precio normal del “Menú del día”. Si existen, yo he comido en varios en mis caminos Primitivo y Salvador

 

Ya me dio apetito. Nos vemos en el Camino, disfruta la magia de la gastronomía de cada lugar por donde pases.

 

 

 

Deja una respuesta